viernes, 6 de octubre de 2017

Los Llanos de La Larri

La subida a los Llanos de La Larri, en el Sector Pineta del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, nos permitirá conocer de primera mano,  la Cara Norte del macizo de Monte Perdido.

Datos generales:

(Método Mide - Montañas Seguras)

Descripción de la ruta:

(Fuente: Wikiloc - Montaña para todas las edades).

Powered by Wikiloc
 Caseta de Información junto al parking.
 Panel explicativo del Circo de Pineta.
 Desde el aparcamiento, tomamos la pista de La Larri (junto a la caseta de información). La pista está cerrada por una cadena y la entrada marca el límite del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. Es un recorrido suave (cuando se realiza sin nieve).
 Las cascadas de agua nos acompañarán durante todo el recorrido.

Algún nevero agoniza en la parte alta de nuestra ruta.
A medida que vamos avanzando, tenemos una visión más amplia del Circo de Pineta.


La pista cruza el Rio Cinca y más tarde el barranco de La Larri.
El Balcón de Pineta. Para llegar a la parte alta hay que superar un desnivel de 1.200 metros.


Nos vigilan desde las alturas.
Finalmente Llegamos a los Llanos de La Larri.
Un lugar de ensueño.
Tenemos una agradable compañía (Aprovecho para recordar que no se debe de molestar, tocar o alimentar al ganado).
Nos toca hacer un pequeño rodeo para seguir con nuestro camino.
Tenemos una visión fantástica de las cumbres de este sector del Pirineo.
Seguimos subiendo unos metros intentando llegar lo más cerca posible del final del circo.

El esfuerzo ha merecido la pena y disfrutamos de unas aguas puras y cristalinas.

Desde este punto las vistas son espectaculares. El Macizo de Monte Perdido se muestra majestuoso.
Ahora toca regresar sobre nuestros pasos.

Recomendaciones especiales:

Llevar ropa y calzado adecuados a la actividad y época del año.
Protegerse adecuadamente del sol.
Llevar agua y comida para toda la ruta.
Pueden producirse cambios bruscos de tiempo. Consultar la previsión meteorológica.
En Otoño e invierno, la nieve hace presencia en la ruta.



En la montaña, nosotros somos los invitados. Respetemos el entorno y las propiedades privadas (si cerramos las puertas y cancelas a nuestro paso, evitaremos que el ganado se escape y los perjuicios que esto supone).

Enlaces de interés:

Agradecimientos:
A Galo y Vero, por su aportación a este post. Gracias.