lunes, 1 de enero de 2018

Castillo de Buñol.

El Castillo de Buñol, se encuentra enclavado dentro del casco urbano. Un lugar curioso que sorprenderá al visitante y que merece ser descubierto.
Lo primero que llama la atención, aparte del estado de conservación, es la gran cantidad de viviendas que se agolpan aprovechando los espacios libres entre la muralla y el interior del castillo. 
No olvidemos que se trata de uno de los pocos castillos que en la actualidad siguen habitados.
El castillo ha ido adaptándose a las necesidades de sus moradores a lo largo de los tiempos.



Esta parte de la muralla, muestra la adaptación de la misma a las necesidades militares.


Y como buena Atalaya..... Nos sorprende con unas fantásticas panorámicas.
Macastre (con su castillo), La Sierra del Ave.
Tiene rincones encantadores.
Debe ser mágico vivir en el patio de armas de un castillo.
Las torres son visitables (hay que sacar tickect en la oficina de Turismo (ubicada en el mismo castillo). La entrada incluye la visita a las torres y a los museos que se encuentran dentro del recinto amurallado).

El recinto cuenta con tres secciones.


Museo Arqueológico.

Pozo de la época musulmana excavado para obtener agua. Según nos explicaron, la porosidad de la piedra, impedía el almacenamiento del agua, por lo que tuvieron que perforar hasta alcanzar el nivel freático del barranco (unos 60 metros).


Detalle de la obtención del agua.

Horarios y precios de las entradas.

Museo Etnológico.














Difícil de llevar en el bolsillo.



Nos despedimos satisfechos de la visita. Merece la pena.

(Fuente: Textos e Imágenes, Buñol en Rutas).
Si os apetece que os lo pongan fácil, podéis contratar (precios económicos) los servicios de los amigos de: BUÑOL EN RUTAS, unos verdaderos profesionales, que harán las delicias de todos con sus explicaciones sobre el castillo de Buñol y muchos más rincones de la población.
El entusiasmo de Pepe (arqueólogo local), nos transportará a la vida cotidiana del castillo. Con sus comentarios, nos será fácil imaginar a los soldados haciendo guardia en las torres, o quienes han sido sus distintos propietarios.


Enlaces de interés: