viernes, 15 de septiembre de 2017

El Mirador de la Portera

Lo habíamos intentando en varias ocasiones y siempre habían surgido mil problemas que nos negaban la subida al Mirador de La Portera, en Orihuela del Tremedal. Al final te das cuenta de que es cierto eso que dicen: "La Montaña es la que manda y decide quien y cuando puede subirla...."
Aprovechando que disponíamos de unos días y huyendo del sofocante calor estival, fijamos nuestra residencia en el Camping Las Corralizas. Casi sin darnos cuenta, ya estábamos planificando la subida al Mirador de La Portera, eso si, con cierto excepticismo.
Esta vez la Montaña nos permitió subir y muestra de ello es esta entrada que compartimos con vosotr@s.

Datos generales:

(Método Mide - Montañas Seguras).

Descripción de la ruta:

(Fuente Wikiloc - Montaña para todas las edades).

Powered by Wikiloc
Comenzamos la ruta junto a la Balsa de la Toba, donde hay una pequeña zona recreativa, una fuente y espacio para aparcar dos o tres coches (a 600 metros hay más espacio). Para llegar a la zona de inicio de la ruta, tomaremos la carretera (A-2707) de Orihuela del Tremedal a Orea. Hemos de estar atentos pues en aproximadamente un kilometro desde que entramos en la carretera, por la izquierda sale una pista (hay una banderola de sendero a la entrada), que debemos tomar.
Aunque ayer hubo tormenta, ha salido un dia radiante y el paisaje adquiere un carácter pirenáico.
Este debe ser un momento de felicidad para un perro, ¡Toda esa agua junta! y para Puça sola.

El agua tiene algo mágico y nos cautiva ralentizando el inicio de la marcha.
Zona recreativa.
Fuente brotando de la roca. Aunque yo he bebido, al estar descubierta, arrastra un poco de sedimento.
De momento seguiremos dirección Refugio El Collado - Orea.
Parece que esto se anima. Ya empiezan a "dar caña". Creo que vamos a recuperar rápidamente el tiempo que hemos "perdido" en la balsa.
Mientras avanzamos, llegamos al final de la Balsa.
Encontramos la primera señal con nuestra dirección: Ruta del Mirador de la Portera. No me cansaré de agradecer la gran inversión que se ha hecho en Aragón por el mantenimiento y recuperación de los senderos. Hace unos años (y todos los que os habéis perdido siguiendo un sendero estaréis de acuerdo), era un INFIERNO. La actualización de la cartografia también ha sido un factor importantísimo.
Ahora sólo hemos de seguir las indicaciones: Ruta Mirador de la Portera.
Aunque es temprano, el sol comienza a ser "castigador",  se  agradecería un poco de "sombrica" en este tramo inicial.
Seguimos la pista por la izquierda. Haciendo mención a lo que he comentado sobre el mantenimiento de los senderos, en este punto debíamos haber aparecido mi mujer y yo hace años cuando andábamos de ruta por estos parajes (salimos de Orea y debíamos terminar en Bronchales). Digo debíamos, pues nos desviamos veinte kilómetros, del punto final de la etapa. Si reúno la suficiente documentación, en un futuro haré una crónica de aquella ruta y todas sus anécdotas (que os aseguro fueron muchas y muy variadas).
Nuestra dirección.
Estamos siguiendo el sendero local: TE 5 (marcas blancas y verdes).
Entramos en bosque y la sombra de los árboles mitiga la fuerza del sol, haciendo la subida más llevadera.
Hoy nos acompaña Paula amiga de nuestros hijos.
Parece que falta un poco de espacio.
Descartamos esta pista por la derecha. En este punto es donde os comentaba que podéis dejar el vehículo en caso de estar ocupado el aparcamiento de la balsa (bajando por ella encontraréis un pequeño refugio con mesas, barbacoas y fuente, así como el inicio de dos rutas fluviales muy interesantes y refrescantes.
Refugio.
Fuente.
Después de visitar el refugio, regresamos a la pista principal para continuar nuestra ruta.
La vegetación es espectacular.
Pequeña fuente junto al camino.
La pista está en muy buenas condiciones y es apta para cualquier tipo de vehículo (Agosto 2017).

Estas "mini" piñas, son una preciosidad.
La pendiente hace que cada uno marque su ritmo.
Pasamos junto a este "Rio de Piedras".

Descartamos este desvío por la izquierda y seguimos por la pista.

Después de subir unos metros por la pista, nos desviamos por la izquierda para adentrarnos en el bosque, siguiendo las indicaciones Ruta Mirador de la Portera.

Curioso.
Este tramo de bosque es precioso y le da un encanto especial a la ruta. Encontramos muy poca señalización vertical (hay hitos de piedra, pero en ocasiones no se aprecian hasta que no estás encima), por lo que puede suponer un problema de orientación. Si creemos que no vamos a ser capaces de orientarnos por el interior del bosque, es preferible no tomar este desvío y continuar por la pista forestal para tomar una pequeña pista que sale por la izquierda y nos llevará hasta el Mirador.
Una barra de equilibrio un tanto peculiar. He de aclarar que mi hija Laura forma parte de un equipo de Gimnasia Artística. Tiene tanta pasión por este deporte que cualquier lugar se convierte en un elemento de trabajo.
El terreno está muy enmarañado y no resulta fácil reconocer los Hitos.
*Cuando se transita por una zona de estas características, es conveniente reunir al grupo y caminar todos juntos para evitar posibles despistes que pueden desencadenar en consecuencias más graves. Los niños o las personas con menos experiencia siempre deben situarse en medio, entre el guía y un adulto que cierra el grupo y cuya misión será vigilar que nadie se quede rezagado. Si el grupo es muy numeroso, hay que situar un adulto cada varios niños.
Detalle de la senda.
Hito de piedra para señalizar el camino.
Y otro más.
En esta zona está más despejado y se siguen mejor.
Llegamos a lo que se asemeja a una vieja pista forestal.
Vamos siguiendo los hitos. Caminar por el interior del bosque es fascinante.
Vamos por el camino correcto. En ese claro está el Mirador de la Portera.

Ahí está. Esta vez la montaña ha sido benévola y ha permitido que realicemos nuestra ruta.

Una roca para practicar "boulder" (una modalidad de la escalada que se practica en pequeños bloques de roca en la que no es necesario la utilización de arneses o cuerdas. En el paraje de los Pinares de Rodeno, en la cercana población de Albarracin, se encuentran varias zonas de renombre internacional para la practica del Boulder).

MIRADOR DE LA PORTERA.
No conviene sobrecargar estas construcciones de madera y sobre todo hay que revisar su estado, pues están a merced de la meteorología y pueden sufrir un deterioro en su estructura que nos produzca un accidente.
Después de la pertinente revisión, disfrutamos de las vistas.

El esfuerzo ha merecido la pena.


El Santuario de Nuestra Señora del Tremedal (un lugar digno de visitar).

Santuario de Nuestra Señora del Tremedal y a la izquierda San Ginés.... otro de los picos que se resisten y forma parte de la saca de tareas pendientes.

Junto al mirador, hay un pequeño refugio y una fuente (que estaba seca).
El paisaje invita a la reflexión. Intento localizar la silueta del Moncayo, pero  la calima me lo impide.

Hay que descender con precaución.
El mirador desde otra perspectiva.
video

Esta vez La Montaña nos ha permitido cumplir el objetivo. Agradecidos regresamos sobre nuestros pasos.

Hoy hemos aprendido que:
- Cuando se transita por una zona de estas características, es conveniente reunir al grupo y caminar todos juntos para evitar posibles despistes que pueden desencadenar en consecuencias más graves. Los niños o las personas con menos experiencia siempre deben situarse en medio, entre el guía y un adulto que cierra el grupo y cuya misión será vigilar que nadie se quede rezagado. Si el grupo es muy numeroso, hay que situar un adulto cada varios niños.
- Hay que revisar las estructuras de madera antes de subir sobre ellas.

Recomendaciones especiales:

Llevar ropa y calzado adecuadas a la actividad y época del año.
En invierno, en ocasiones podemos encontrar nieve.
Llevar agua para toda la ruta, no confiar en las fuentes pues pueden ser estacionales.
Utilizar gorra, gafas y protector solar.
En Orihuela del Tremedal podemos encontrar todo tipo de servicios. Médico y Guardia Civil.
En la montaña, nosotros somos los invitados. Respetemos el entorno y las propiedades privadas (si cerramos las puertas y cancelas a nuestro paso, evitaremos que el ganado se escape y los perjuicios que esto supone).

Enlaces de interés:

Actividades cercanas: